Zombie, levantate y anda

Escena de 'La noche de los muertos vivos'
Eran casi las diez cuando los espectadores comenzaron a ovacionar de pie. Pero es probable que muy pocos, tal vez ninguno de los presentes aquella lejana noche en el Fulton Theatre de Pittsburgh, en Pennsylvania, hayan advertido que lo que acababan de ver era una obra seminal, reinventora de todo un subgénero, que abriría un camino hasta entonces muy poco explorado.

Afiche de 'La noche de los muertos vivos'
LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVOS (1968)
Título original: Night of the Living Dead. Fecha de estreno: en Estados Unidos, 1 de octubre. País: Estados Unidos. Duración: 96 minutos. Dirección: George A. Romero. Producción: Karl Hardman y Russell Streiner. Guión: John A. Russo y George A. Romero. Fotografía: George A. Romero. Montaje: George A. Romero y John A. Russo. Elenco: Duane Jones (Ben), Judith O'Dea (Barbra), Karl Hardman (Harry Cooper), Marilyn Eastman (Helen Cooper), Keith Wayne (Tom), Judith Ridley (Judy), Kyra Schon (Karen Cooper).

Aquello ocurrió el sábado 1 de octubre de 1968. Un veinteañero llamado George Andrew Romero acababa de presentar La noche de los muertos vivos, su primera película, realizada de manera independiente, con un presupuesto de apenas 115 mil dólares, la ayuda de varios amigos y una inteligencia que, con los años, la colocaría como una de los obras de terror más influyente de todos los tiempos.

Las películas de zombies, por supuesto, existían desde hacía rato. Y otros directores, con el pionero Herschell Gordon Lewis a la cabeza, se habían adentrado en el gore en el intento por llevar más allá los límites del único género cinematográfico que se define por lo que produce en el espectador. Es bastante clara la influencia de Soy leyenda (1954), el excelente relato de Richard Matheson, y de Seres de las sombras (The Last Man on Earth, Ubaldo Ragona y Sidney Salkow, 1964), su primera adaptación cinematográfica. También de Río Bravo (1959), aquel gran western de Howard Hawks. Pero Romero inventó toda una iconografía: aunque se esbozan teorías, no hay certezas sobre el origen de los zombies, que no están relacionados con el vudú haitiano; se alimentan de carne humana (y no de cerebros, como una divertida secuela falsa se encargó de instalar); sólo se los puede eliminar de un disparo en la cabeza o, en su defecto, arrancándosela de cuajo; se mueven despacio y de manera torpe porque, claro, están muertos.

El joven realizador fue mucho más allá: le otorgó al film una impronta eminentemente política. Y lo hizo de la mejor manera. En el libro Midnight Movies -que, lamentablemente, aún no tiene edición en castellano- el crítico estadounidense Jim Hoberman sostiene que la película "constituyen un corte transversal sobre tipos norteamericanos medios; podría decirse que La noche... fue a Vietnam lo que algunos films baratos de ciencia ficción habían sido a la Guerra Fría: una metáfora brillante, de final abierto, para las grandes ansiedades de su época. La noche... ofreció el retrato más literal posible de Norteamérica devorándose a sí misma".

En este sentido acertó al colocar a los zombies en un segundo plano, como una amenaza constantemente latente pero no siempre concreta. La noche... es una película de interiores, donde los conflictos estallan entre los sobrevivientes recluidos en el improvisado búnker. Los muertos vivos son entonces una manera de alegorizar acerca de los problemas y las miserias de una sociedad. A tal efecto no hace falta más que remitir a la escena final, tan arrasadora como inteligente.

George A. Romero en agosto de 2007 (click para conocer al autor de la foto) Con los asesinatos de Malcom X y, sobre todo, Martin Luther King todavía frescos en la memoria estadounidense, colocar a Duane Jones como el héroe de la historia en una época en la que el único negro bueno de Hollywood era Sidney Poitier fue otro de los grandes hallazgos de la película. Aunque Jones haya sido elegido por sus aptitudes como actor y no por el color de su piel, se gambeteó la corrección política y evitó todo tipo de explicaciones: nunca en el film se menciona que Ben es negro, lo que hace a la película realmente antirrascista.

A todo esto hay que sumar otro mérito, para nada menor: La noche... es una gran película de género. Las cuatro décadas transcurridas ratifican su vigencia, con climas que hielan la sangre y una estética por momentos casi documental que se ve acrecentada por el blanco y negro. Romero, es cierto, nunca fue un virtuoso, y para potenciar las tensiones dentro de la casa echa mano a algún estereotipo, lo que de todos modos no desmerece un relato tan perturbador como poderoso.

Por eso, entre otras cosas, la primera de la larga saga (que ya lleva cinco realizaciones y promete una sexta para el año próximo) sigue siendo la mejor. En el resto, y cada vez más a medida que se suceden los episodios, los zombies son casi una excusa para bajar línea. A veces de manera lúcida, como en El amanecer de los muertos (Dawn of the Dead, 1979); en otras con la impresión de que no se tiene claro qué se quiere decir, como en El diario de los muertos (Diary of the Dead, 2007).

Imitada y parodiada decenas de veces, la ópera prima de Romero generó en el mundo secuelas, remakes y rip-off de todo tipo y color. Sería demasiado extenso y pretencioso explayarse aquí sobre el asunto [1]; basta decir que hasta Argentina, país poco adepto al género, ha tenido sus ejemplos de la mano (¿por culpa?) de la gente de Farsa Producciones. Sí puede afirmarse, en cambio, que La noche... se constituyó a fuerza de méritos propios en una película fundamental, que inauguró el terror moderno e influyó de manera decisiva en varias generaciones de realizadores. Aunque hoy, a 40 años de su estreno, la afirmación ya esta más cerca de la perogrullada que del elogio. ■

[1] Un buen repaso sobre el cine de zombies se puede leer en la nota Todos tus muertos, publicada el 23 de marzo de este año en el suplemento Radar de Página/12.

> ¿Todavía no viste La noche de los muertos vivos? Tamaña herejía sólo será disculpada si vas a este link y descargás la película, gratis y de manera legal.

8 comentarios:

  1. Muy buena nota. El costado político de Romero da para bastante, además sigue teniendo tela como aquella que dieron en el bafici, la de los muertos que se levantan a votar! o las referencia al agente naranja o, como decís, en las derivaciones porque inclusive lo de "ceereebros" a mi me cuesta mcuho que no me remita a aquello de "Los muertos oprimiendo el cerebro de los vivos" en un país donde los muertos no se mueren nunca, se les hace decir lo que se quiere y por no hablar de los permanentes regresos de muertos vivos...

    ResponderEliminar
  2. Buen articulo. Tengo una pregunta respecto tu blog, más que nada por los enlaces de secciones que tienes en la parte superior. Me harías un gran favor, ya que no encuentro el codigo, de decirme como lo has echo, y decirme si se pueden sustituir por imagenes con link. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. JB. Lo que mencionás creo que es Homecoming, uno de los capítulos de la serie Masters of Horror que dirigió Joe Dante. No lo vi, pero creo que se consigue en DVD incluso en Blockbuster.

    Pollomuerto. Me costó bastante lograr eso, justamente porque no encontré el código en ningún lado y lo tuve que "robar" de un blog donde lo vi. Te diría que si usás Firefox les del al botón derecho y elijas "Ver código fuente de la página". Ahí buscá "toptabs" y andá copiando en tu plantilla el código para después ir modificándolo a tu gusto. El link se puede sustituir por imágenes, supongo que eso sería fácil de lograr. De todos modos lamento no poder ayudarte más: este blog se armó medio a los ponchazos, con mucho de prueba y error. Te recomiendo que visites Vagabundia y Gem@ Blog; ahí podés encontrar cosas piolas y preguntar a gente que sabe mucho más que yo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, Andrés. Dejame agregar pa los que no la vieron, o la quieren rever, que la pueden descargar en forma gratuita y lega desde internet. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Olvidé poner en algún lado el dato de que la película es de dominio público por un error de la distribuidora en 1968, como explica la Wikipedia. Así que acabo de actualizar al respecto.

    Gracias por el aviso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Pues la nota y tu blog en general estan muy buenos, aunque la verdad me gustaria que tuvieras un apartado de peliculas un poco mas recientes y no porque sean comparables con los clasicos sino para poder saber cuales podemos ir a ver sin que salgamos totalemnte defraudados por la trama, la direccion, efectos, etc.

    De hecho acabo de ver en el cine una pelicula que se llama REC (Trailer de REC) , a mi se me hizo muy buena a ver que tal les parece a ustedes.

    por ultimo espero que tomes en cuenta mi opinion acerca de peliculas actuales. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Para commemorar los 40 años, éste año (bueno, hoy mismo) en Sitges hacen una caminata Zombie con Romero a la cabeza :)

    ResponderEliminar
  8. José. En la sección Reseñas en general hablo de películas más o menos recientes. De todos modos tenés razón, en general me dedico más a otro cine; en parte porque no me dedico a esto, por lo que no voy al cine tanto como quisiera. Tomo en cuenta tu opinión y trataré de apuntar un poco más en ese sentido.

    s1do. Los grandes clásicos y, sobre todo, las películas de culto suelen generar ese tipo de excesos.

    Saludos

    ResponderEliminar