Una rareza para redescubrir

'Sangre negra' equilibra la denuncia social con recursos expresivos del cine negro: hay suspenso, atmósferas enrarecidas y una escena onírica aterradora, pero su sentido trágico no está impuesto por las fuerzas abstractas del destino sino por conductas sociales precisas, que promueven el odio y el crimen (...) En su versión completa, 'Sangre negra' es un film adelantado a su tiempo, que merece un redescubrimiento".
Fernando Martín Peña en su libro Cien años de cine argentino (2012). Producida y filmada en Argentina pero hablada en inglés y ambientada en Chicago, dirigida por el francés Pierre Chenal y protagonizada por Richard Wright -autor además de la novela original-, Sangre negra (Native Son, 1951) es una rara avis en la historia del cine argentino. El martes pasado una copia restaurada y completa de la película se exhibió en el Festival de Cine de Nueva York. Ojalá se pueda ver pronto en Buenos Aires. ■

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada