Fue dicho

Me dan una sala con techo y cuatro paredes: debo poblarla con los sonidos que necesite.
El neoyorquino Walter Murch, creador en los setenta de una nueva especialidad: diseñador de sonido (sound designer). Sus trabajos con Francis Ford Coppola, sobre todo en La conversación (The Conversation, 1974), demuestran que sabe de lo que habla. El libro El arte del montaje reúne una serie de jugosas charlas de Murch con Michael Ondaatje, autor de la novela El paciente inglés. ■

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada