Elmore Leonard (1925-2013)

Elmore Leonard (foto: The New York Times)
Una noche, hacia finales de octubre, Harry Arno le dijo a la mujer con la que mantenía relaciones en los últimos años:
- He tomado una decisión. Te diré una cosa que nunca le he dicho a nadie en toda mi vida.
- ¿Te refieres a algo que hiciste cuando estabas en la guerra?
Esto le frenó.
- ¿Cómo lo sabes?
- ¿Cuando estabas en Italia y mataste al desertor?
Harry se quedó mirándola sin decir nada.
- Ya me lo contaste.
Primeras líneas de Pronto (1993), de Elmore Leonard. Cuenta la historia del entrañable Harry Arno, un viejo malandra de poca monta que mientras intenta alejarse del submundo del delito en Miami desvaría contando supuestas anécdotas de la Segunda Guerra en Italia junto a Ezra Pound, de quien jura que no era nazi. La novela marcó, además, la primera aparición del marshall Raylan Givens, luego protagonista de la serie Justified.

Leonard murió hoy en su casa de Detroit. Tenía 87 años. Fue un gran autor de novelas policiales, en apariencia sencillas pero con una estructura narrativa notable, en las que la historia siempre avanza apoyada en diálogos impecables. Como El cazador de gatos (1982), en la que George Moran, un ex marine de la ocupación estadounidense en República Dominicana que administra un hotelucho de habitaciones siempre vacías frente al mar, se enamora de la esposa de un millonario ex jerarca de la dictadura de Trujillo. O Brillo (1985), donde el teniente Vincent Mora intenta resolver el asesinato de una prostituta puertorriqueña entre los turbios casinos y clubes de Atlantic City.

Hasta pocas semanas antes de su muerte Leonard seguía escribiendo borradores a mano, que luego pulía en una máquina de escribir. Muchas de sus más de 40 historias fueron llevadas al cine, e incluso escribió algunos guiones, como el de Joe Kidd, de John Sturges. Pero salvo notables excepciones (Ganó perdiendo, Un romance peligroso y, sobre todo, Jackie Brown - Triple traición) no tuvo mucha suerte y las adaptaciones de sus novelas terminaron en pálidos telefilmes o películas olvidables.

Sostuvo en su breve pero fabuloso ensayo Elmore Leonard's Ten Rules of Writing: "Mi regla más importante es la que resume las diez: si suena a escritura, reescriba". ■

1 comentario:

  1. "Si suena a escritura reescriba", genial.
    ref

    ResponderEliminar