Tres buenas películas...

...recientes, aún en cartel, que se meten con la crisis económica mundial.

Afiche de 'Rescate del metro 123'Rescate del metro 123 (The Taking of Pelham 1 2 3, 2009)
Dirección: Tony Scott.
Elenco: Denzel Washington, John Travolta, Luis Guzmán, John Turturro, James Gandolfini.
Si se la enfrenta con la versión original de Joseph Sargent pierde por goleada. Pero Scott y el guionista Brian Helgeland se las ingeniaron para, al menos, justificar la realización de la remake. El jefe de los banda es ahora un ex agente de la bolsa que toma rehenes no por la recompensa sino para generar un clima propicio en el casino bursátil. Por lo demás, se trata de otra entretenida y perecedera película del hermanito de Ridley, la más floja de las tres aquí comentadas.


Afiche de 'Enemigos públicos'Enemigos públicos (Public Enemies, 2009)
Dirección: Michael Mann.
Elenco: Johnny Depp, Christian Bale, Billy Crudup, Marion Cotillard, Giovanni Ribisi, James Russo.
Bertolt Brecht se preguntaba en La ópera de los tres centavos si no es peor fundar un banco que robarlo. El planteo es uno de los ejes de la obra de Mann. Pero en su última película adquiere otra dimensión, por la coyuntura económica y por el tema: la historia varias veces contada de John Dillinger, famoso asaltante de bancos en plena crisis de los años treinta. Aunque algo fría y con algún personaje no del todo bien trazado, se trata de otra intensa y muy recomendable película de uno de los pocos autores (perdón por el anacronismo) del actual mainstream estadounidense.


Afiche de 'Drag Me to Hell'Arrástrame al infierno (Drag Me to Hell, 2009)
Dirección: Sam Raimi.
Elenco: Alison Lohman, Justin Long, Dileep Rao, David Paymer, Adriana Barraza.
Una chica insegura y ambiciosa se niega a otorgar una nueva prórroga en el crédito hipotecario de una extraña anciana. Y la vieja, furiosa porque perderá su casa, desata una maldición sobre ella. El planteo es sencillo pero efectivo: palazo a los bancos y arranque de la historia. En la dicotomía hitchcockiana entre sorpresa y suspenso Raimi se decide exclusivamente por la primera, lo que atenta contra la generación de climas. Eso y algunos excesos en el uso de los efectos digitales le restan unos puntitos a una película por demás divertida.

5 comentarios:

  1. jaja muy bueno, muy bueno. Estaba tentado de hacer algo con la de raimi anqe en un enfoqe mas general con otras peliculas de terror y lo gracioso es qe iba a llegar a una conclusion contraria. Relacionado a eso creo qe si los menciona es al pasar o como decorado, ya qe la culpa está claramente centrada en terminos individuales a menos qe uno fuerze mucho al interpretación d e"pobres contra pobres" que seguro a alguno ya se le ocurrió...
    Y Mann siempre es bueno pero no creo quee xplote del todo bien lo de los bancos al estilo brechtiano anqe es clave la escena donde el mafioso "racional" les explica porqe ya estan out (cuando están en la super oficina de apuestas)y rescate comparto justifica la remake anqe qede por debjo del original. eso sí me parece q eocntaste d emás ;) ;) ;) (anqe podía adivinarse...
    Slds nimios

    ResponderEliminar
  2. No te das una idea lo que me gustó Public Enemies! Sencillamente genial.
    Me gustó que no fuera a los personajes en forma profunda, a los porqués, a los diálogos filosóficos donde no tienen que ir. Y la manera en que está filmada, como si uno espiara en esa historia.
    Repito, genial.

    ResponderEliminar
  3. Andrés,

    Es curioso: más allá del “anacronismo” del concepto de autor (algo que podría discutirse), siento que hoy ya suena un poco antiguo hablar de películas “en cartel”. El trabajo de imagen y -sobre todo- de sonido, que tienen las tres películas que comentás, sólo puede apreciarse en una sala de cine (incluso para distinguir sus fallas: la de Raimi, por ejemplo, abusa de los golpes de sonido y eso sólo se aprecia en una buena sala). Pero no deja de sorprenderme cuánto han cambiado los hábitos de consumo debido a la piratería. Hay una degradación general de la obra, como también ritual tan especial que implica asistir al cine. Lo compruebo en muchas personas para quienes el valor de las entradas no representa un problema, y sin embargo eligen ver películas truchas en dvd porque resulta más cómodo. No estoy contra la piratería ni la tecnología, ya que acceder a todo tipo cine es un paraíso para los cinéfilos. Pero percibo algo más profundo, un problema cultural que me cuesta definir. Una triste tendencia hacia la indeferencia (por no decir mediocridad). Tenía necesidad de compartirlo.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  4. JB. Sí, la culpa es individual, y la chica lo admite al final. Pero el comentario está y creo que, aunque sea al pasar, Raimi se mete con la crisis. Coincido también con lo de Mann: uno de los problemas es que toca demasiados temas y no profundiza ninguno; la escena que comentás es de lo mejor de la película. En cuanto a Scott, y aunque no es santo de mi devoción, creo que la nueva "profesión" del jefe de los malos no es casualidad.

    Anita. La forma en que filma Mann es genial, y por momentos parece un corresponsal de guerra (lo que se ve acrecentado por el uso del digital). A mi me gustó la película, pero creo que junto a Miami Vice es la más flojas del director desde Fuego contra fuego.

    Caro. Lo del autor es una discusión casi eterna que excede este espacio (y probablemente mis posibilidades). Y es cierto: hablar de una película "en cartel" es una antigüedad. Comparto tu preocupación (que además está avalada por los números de asistencia a las salas). A pesar de que hoy se multiplicaron las opciones para ver películas (cable, DVD, salas especializadas, internet en sus múltiples formas, "trucheros", etcétera) la mejor sigue siendo -acaso más que nunca- el cine, y estas tres películas lo demuestran. Las razones de todo esto no son sencillas, pero creo que buscarlas sólo en la piratería (como suelen hacer los grandes estudios y las distribuidoras) es un error grosero.

    Gracias a todos por los comentarios.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ojo! no creo qe sea casualidad, es cierto lo qe decis del tema solo e cual es el enfoqe qe prevalece qe es ese individual en el caso d eraimi
    por lo demas no creo qe "sobreinterpretes" ;) ya lo dije buena idea slds nimios

    ResponderEliminar