Por los cines de Mar del Plata (última entrega)

Playa Varese, Mar del Plata
Sin más películas por comentar (no vale la pena escribir sobre la obra de Jean-Pierre Melville, tan visitada y revisitada en los últimos años, y otras dos películas no se vieron en las condiciones apropiadas, sobre todo de sueño) sólo quedan para esta entrada final algunas quejas respecto al 23° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que terminó el fin de semana. Se recomienda además leer el último post sobre el tema de Diego Lerer en Micropsia.

El catálogo y el folleto con la programación fueron iguales a los de la última edición del Bafici. El primero tiene algunos errores (por ejemplo, Alberto Laiseca y Sergio Pángaro figuran como interpretes de Night Owls, cuando en realidad actuaron en El artista), aunque nada importante. El segundo mostró un problema grave: no decía qué días y en qué horarios se proyecta cada película, lo que obligaba a recorrer toda la grilla, día por día, para saber cuándo la exhibían.

Pero la principal queja fue la calidad de las proyecciones, en especial el subtitulado de las películas. Los casos son varios. La exhibición de Frownland del domingo 9 a las 23.45 en el Ambassador 4 fue un desastre: más o menos a mitad de la película los subtítulos se desincronizaron casi diez segundos con los diálogos, lo que hizo insoportable seguir el film. Cuando quien escribe consultó sobre el asunto le explicaron que venían pegados en la película, por lo que nada podía hacerse. "Desorganización total", agregaron.

Otro problema clásico: el archivo que contiene los subtítulos, que se proyecta por separado de la película, estaba mal armado. Así aparecían junto a los diálogos cosas extrañas del tipo "00:25:35,127 --> 00:25:36,924", que es el comando que establece cuándo deben aparecer y desaparecer. Pasó en varias proyecciones, sobre todo en la de Nuit de chien del lunes 10 a la tarde en el Ambassador 1. En La lectora provisoria, Quintín y Flavia se quejaron de problemas similares, al igual que Lerer en su blog.

Ojalá que en la próxima edición -porque habrá próxima, a pesar de los rumores agoreros- estas cosas se solucionen. ■

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada