Fue dicho

Mi sueño es ver cómo la fotografía registra las actitudes y cambios de fisionomía de un orador a medida que el fonógrafo registra sus palabras.
Genial intuición de Nadar, nombre artístico del gran retratista francés Gaspard Félix Tournachon, en 1887. El tipo ya adivinaba en aquella época la magnitud que podía tener la fotografía, uno de los pilares fundamentales de lo que luego fue el cine. En junio de este año hubo una buena muestra de sus retratos en Buenos Aires. ■

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada